Follow by Email

lunes, 12 de diciembre de 2016

He dejado la inspiración en una de esas mentiras que consiguieron romperme, he perdido el rumbo de la espontaneidad y, por primera vez, pienso más que siento: supongo que es por si vuelvo a hacerme pedazos o por si olvido como se construye la soledad para que sea bonita: puede, que me haya enamorado un poco de ella. 
He huido de abrazos que me preguntaban porqué no dejaba quererme. 
He sido ave fénix y quimera. He deseado hacer y he abandonado la impulsividad: porque lo mismo quiero de más, porque quizá rompo corduras. 
Hoy he vuelto a soñarte: como tantas veces desde siempre. Será que Oniria no abandona, a pesar de todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario