Follow by Email

viernes, 26 de febrero de 2016




A veces necesita sentirse musa, sobre todo los días de frío y lluvia. Esos días se olvida del rock & roll, prefiere Blues agazapada en un abrazo; porque en días como hoy lo necesita. Bueno, más que necesitar, más que eso, le gustaría que la tocarán. Que deslizarán los dedos entre sus piernas, con ganas y sumo cuidado, como si fuera un ángel. Que la mirarán como si se parará el universo en sus ojos. Que se enredaran en su pelo como si fuera seda. Que la quisieran durante un rato, le valdría con esa noche, porque ella es libre. Pero a veces es bonito que te agarren por la cintura y se entreguen al delirio de quererte aunque sea un rato, aunque seas inalcanzable. Así, como una musa que se deja a veces, quizás una noche de frío y lluvia. Entonces sabes que eres afortunado ¡joder! porque sabes que hoy se deja querer, pero ya no sabes cuando dejará que vuelvas. Para que no la rompas y esas cosas, muy libre, muy musa de las que a veces necesita que la quieran.

No hay comentarios:

Publicar un comentario