Follow by Email

martes, 26 de enero de 2016


"Disparates latente en tu media sonrisa, en la pose estudiada con la que asesinas mi debilidad: que lleva tu nombre y sabe a tu pecho."
Y suena Starlight porque el azar nos zarandea a veces. Dejo de escribir. Tenso la curvatura de mis labios, lo hago sin querer; lo curioso es que sigue saliéndome solo. 
Será que hay historias que saben al rock de los 70, a lluvia en un rincón perdido.
Será que he amado hasta dejarme las lágrimas secas de tanto sufrir; he amado hasta saciarme de una felicidad que me dejaba morir tranquila. ¡Joder! He llorado haciendo el amor, y sí, era de alegría.
Mi vida se traduce en algo así: follarse la vida, decorarse de cicatrices, porque si son capaces de pintar huellas imborrables es porque exprimieron sensaciones inmortales. 
Y sí, después de todo, colmaría mi vida de guerras como esta. Lo juro.
Si algún día os emocionáis haciendo el amor, sea como sea, os acordaréis de esto. No me cabe duda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario