Follow by Email

sábado, 10 de octubre de 2015

El preámbulo.


Ojea los libros apilados entre las estanterías. Ese rincón de Madrid cargado de gente joven que ilustra distintos estereotipos actuales.
Pide un café solo, que deja con mimo sobre una de las mesas de la esquina. Lleva un abrigo largo que cubre parte de sus rodillas, delata elegancia; a pesar de ir encogido por el frío. Pinta alguna cana, puede que cargue con más de treinta y tres historias sobre sus hombros. 

Es de esos seres que irradian; que esconde mucho más tras un rostro magnético. Esconde delirios,  lee poesía y escucha Joy Division. Sabes que él es de rock, pero un día te sorprende por casualidad; te coge de las manos, y baila salsa contigo en un garito de moda de la capital. Ha leído a Cortazar y sin ninguna duda acumula libros en la mesita de noche. Le gusta el cine, y jamás te dirá que no a una de Woody Allen, aunque avecinen truenos y tormentas. Recorreréis París, New York, la Selva Negra o puede que Europa en una furgoneta Wolskwagen de esas que tanto os gustan. Un día aparecerá con las entradas del próximo festival de Rock y haréis preámbulo de ese fin de semana repletos de mierda, quizás también de alcohol, mientras os devoráis a besos.

Solo lleva un casco en la oreja derecha y en el brazo contrario sostiene Crimen y Castigo, también algo más nuevo de Houellebecq. Esta lloviendo, debe estar escuchando algo de Nina Simone, quizás a Coltrane o al gigante B B King.

Ahora mira a dos chicas que escrutan con cuidado cada una de las estanterías, las mira y las sonríe con picardía. Y yo pienso que esperaré aquella sonrisa la próxima vez, puede que en alguna de esas librerías cafetería de Madrid. 
Algún día nos cruzaremos señor, quizás mientras cotilleo las páginas de "partículas elementales", y doy un sorbito a un capuchino resguardándome de la tormenta, con el pelo empapado. Quizás me sonrías y encuentres que yo te la devuelva. Te atreves a preguntarme si tengo mucho frío y cosas así. Preámbulo de nuestra historia. Algún día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario