Follow by Email

lunes, 20 de julio de 2015


Caminé las aceras paseando tu nombre y, sin embargo, tuve miedo de tropezarme contigo.
Hacerme invisible                                             después de tanto tiempo. 

Ser consciente de que jamás tus pasos llevaron ninguna de mis iniciales. 
Hacerme nube de humo y dejar de ser.
Dejar de ser, por remover lo que fui.

Mis pasos aquí llevan tus letras, siempre cuando camino en tierras prohibidos. Cuando rehuyo de mi desentierro por otras obligaciones, entonces aparecen. Entonces apareces. 
Causante de tantos diluvios. Diluvios que solo regaron odio y a mis mejillas. 
-Te odio -murmullo.
Murmullo algo mucho peor.
Murmullo mientras los pasos tararean otra canción.

Y te odio.
Y te .

No hay comentarios:

Publicar un comentario