Follow by Email

domingo, 7 de junio de 2015


Tengo ganas de un principio, y puede que el momento sea ahora, entre tanto caos.
Tengo ganas de crearlo. De resucitar tanta quimera. De darle vida a tanto sueño.

El verano me devuelve algo de ese yo, que se queda hibernando en meses fríos. Esos meses que a veces congelan peores historias que las que idealice algún día, puede que contigo.

Las palabras hacen cola; esperando ser libres de tan poco tiempo y tantas ganas. Los sentimientos piden vez. Los días son más largos, las noches apetecen.

Me gusta que me busques, que no me digas nada, pero me busques. Somos anhelos, fragmentos sobre puntos suspensivos. Labios que siempre tienen sed, siempre. Somos acordes de Strawberry Fields Forever en una habitación desordenada, dos copas de vino. Puede que sólo sea una.

Me apetece escribir. El comienzo de tanto delirio sin orden. Ilusión infinita. Tiene que ser ya.
Historias que anhelan ser escritas.
Piel programada para describir sensaciones.
Dedos deseosos de lidiar con consciente, subconsciente, pluma.
Labios que besan palabras, que salivan dulzura, que esperan batallas: la de tus latidos, el desorden de las historias, el gemir que sale de su boca. Beso contra beso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario