Follow by Email

domingo, 14 de junio de 2015



Alma . Mucha alma.
Alma repleta de cicatrices, magulladuras con heridas que él decidió (por capricho) abrir de nuevo. Abrir para escupir y dejar una infección imperecedera, una cicatriz de corazón a corazón. Ese alma... Un capricho. Mientras él sigue sin sentir demasiado, en su vida sin sobresaltos: pensar de más, sentir de menos. 


Alma esculpida de arañazos. Hecha de sueños, de incertidumbre, de miedos. 
Alma mucha alma. Demasiada para ti. 

Imperfección que no quisiste apreciar. Imperfección molesta que no quisiste abrazar para siempre. 
Besos a la nada.

Sentimientos al vacío.
Alma que vuela alto y que nunca bajará el vuelo.

Demasiado libre, demasiado limpia, demasiado...

No hay comentarios:

Publicar un comentario