Follow by Email

domingo, 13 de julio de 2014


Luces de neón, movimientos ondulatorios al ritmo de samba,  su mirada que se fija en el zig zag de sus caderas mientras se ve obligado a acercarse y suplicar piedad. Nebulosas de mundos dispares que, sin embargo, crean atracción, adicción, y fluyen en una sinfonía de diferencias; convirtiéndola en la genialidad producto de las mezclas de matices. 
Poco puede hacer, a pesar de que sienta inquietud por las historias hechas en tinta sobre su cuerpo, poco puede hacer si ha creado una película de resistencia tan gruesa que es incapaz de darse a la reciprocidad.
Esa última vez en la que se hizo agnóstica al desquebrajar su mundo a la espera de la desesperanza. Dicen que en ese frío mes de Abril algo más se fue con aquéllas lágrimas, puede que parte de ese alma que se entregaba a los instintos, o simplemente fueron esos instintos lejanos a un instante, hechos en la búsqueda. No quiere esfuerzos, no quiere perseguir huellas, en todo caso que exploren y rastreen las suyas.
Desde ese día como aquel Turnedo, no quiere que la quieran solo quiere que la abracen; en un abrazo jamás se hizo añicos un corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario