Follow by Email

jueves, 3 de julio de 2014


Los paréntesis acentuados... 
Las noches de desvelos que te atiborran de miedos e inseguridades.
Mi yo que solo quiere rodearse de cosas bonitas. 
Rodearse de Hesse, de Kerouac, de campos de trigo. 
De países desconocidos, de cultura, romperme los esquemas con el bosson de Higgs. 
De pinceles de colores y tratos nocturnos al ras de la luna. 
De reuniones de amigos, de noches en Malasaña, en ese Madrid que nunca duerme. 
Quiero hacerme con una de esas cámaras increíbles para inmortalizar todas las delicias que me rodeen y hacerlas infinitas, inmortales, convertirlas en arte. 
¡Joder! Es que existen tantas maravillas que descubrir, que hacer, que hasta me da vértigo.
Vértigo porque me muero de ganas por vivir, por entregarme a todo aquello que me vuelve loca.
 Cerrar el antes y darle la bienvenida a mi mundo de después. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario