Follow by Email

miércoles, 19 de junio de 2013


La angustia ha cesado, dejando un agradable olor a libertad. Café quemado que sabe a gloria al compás del tecleó de la liberación. Zaratustra jamás fue tan atractivo. El otoño de Junio nunca fue tan cálido y acogedor.

Aspiro los sueños con fuerza, estrangulándolos con un ansía inaudita; su cercanía me asusta, su proximidad me da alas.

Tame Impala hace que me enamore de nuevo; me acerca al rock psicodélico de los Beatles, puro placer al ras de un Madrid que respira mejor. Libros, muchos libros. Abandonarme en cualquier café de la capital, dominada por Ulises quizás, o puede que un Bukowski al que echo mucho de menos. Y rock, mucho mucho rock. 

Eres mía, totalmente mía y prometo Disfrutarte como sólo hago con aquello que amo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario