Follow by Email

martes, 5 de febrero de 2013



"Átame a la cordura de tus firmes pisadas, quiero hacer ruido con estos pesados tacones que no hacen más que regalarme una visión mas segura ante esta locura que es el mundo. Quiero sentir que no pertenecer al rebaño duele. Parecer invencible. Saciarme de mi existencia, anulando cualquier sueño que me haga alejarme de una realidad necesaria.  Rendirme a los pasos que la vida me ofrece, sin más. Desechar cualquier sentimiento pusilánime que me consume en momentos de debilidad. No quiero problemas.

¡Maldita y dulce fragilidad! Qué clase de sandeces pienso. ¡Ni  loca! Quiero seguir siendo libre. Soñar si me hace falta y tocar la realidad cuando me plazca. Seguir siendo imperfecta para romperme, y de nuevo, vivir la fatal aventura de recomponerme de nuevo. Hacerme fuerte con cada desgracia, que mis defectos y mis fallos me colmen, poco a poco de inteligencia.  No quiero tener movimientos autómatas,  no quiero vivir ignorante ante el mundo, aunque sufra. Me niego a renunciar a esta dulce vesania que me hace vibrar con cada exhalación de vida, y por supuesto, me niego a ser lo que la sociedad quiere que sea, jamás renunciaré a pensar por mi misma, jamás renunciaré a la autenticidad, a pesar de que a veces duela tanto."

No hay comentarios:

Publicar un comentario