Follow by Email

viernes, 2 de noviembre de 2012



Quiero perder la cabeza contigo aunque seamos tan dispares, aunque seamos la antítesis  Tus defectos comienzan a convertirse en la mejor de tus virtudes, tus abrazos me dejan sin aliento, me hacen gigante .
Sabes conducir esta montaña rusa. Puede que sea madurez, no lo sé, pero cuando me entran mis arranques de histeria y de niña caprichosa sabes que son por inseguridades o miedos y lo apaciguas con una maestría asombrosa. Si comienzo a cabrearme consigues hacerme reír y entonces, como por arte de magia, se me olvida todo y reímos juntos. Estas logrando lo que consideraba imposible, y no sé el camino ni hacia donde va, solo sé que después de mucho tiempo has conseguido que crea en algo más allá de mi misma y mi pequeña burbuja, has conseguido que comience a creer en ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario