Follow by Email

martes, 9 de octubre de 2012


No es tan fácil derretir un corazón congelado. Puedes provocar que palpite un poco más deprisa generando cierto calor, creando una pequeña adicción, pero al final, solo una personalidad de hierro, valiente, solo la inteligencia es capaz de hacer arder una coraza gélida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario