Follow by Email

lunes, 16 de julio de 2012



" Todo empieza cuando el objeto de tu afecto te inyecta una fuerte y alucinogena dosis de algo que nunca te has atrevido si quiera a admitir que querías. Un emotivo chute de amor y emoción descontrolados. Pronto empiezas a ansiar esa atención con el mono de una yonki. Cuando te la deniegan, enfermas, enloqueces, por no hablar del resentimiento que sientes hacia el camello que te enganchó y que ahora se niega a pasarte tu droga."


No hay comentarios:

Publicar un comentario