Follow by Email

domingo, 17 de junio de 2012



Me apetece sentirte pegado a mi espalda, en un recodo de mi piel, sin perfumes ni cremas, como la última vez. Que me repitas de nuevo que te encanta mi olor real, que huelo a niña pequeña y sentir como no te apetece alejarte en absoluto de mi aroma, como si fuese la más cara de las fragancias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario