Follow by Email

domingo, 10 de junio de 2012



Acabamos de despedirnos. Mañana sale su vuelo. He roto a llorar como una niña pequeña, sin ningún tipo de consuelo, él me ha abrazado con fuerza, no se separaba de mi. Lloraba tanto como yo. 
Me sorprendo rezando, pidiéndole a un Dios en el que no creo que le cuide, que todo le vaya bien.
Estoy triste... Pero sé que todo irá bien, tocarás el cielo, estoy segura. Yo ya estoy orgullosa de ti, de tu valor...
Te echaré de menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario