Follow by Email

jueves, 17 de mayo de 2012


Equivocate, mete la pata y sonríe después, diviértete  como te apetece. Olvida los protocolos, las reglas, las convicciones, el que dirán. En la imperfección reside la perfección y la felicidad. Las posturas forzadas, las palabras fingidas los nervios a no hacer las cosas bien ensucian tu personalidad, nublan tus defectos pero hacen opacas  tus virtudes. 
Si algo he aprendido es que hay que cometer errores para apreciar la lucha y disfrutar de las cosas buenas que vienen o que has dejado ir.
Se libre. Solo tenemos una vida para ser feliz y para ello nada mejor que gozar de ti mismo, de tu autentico yo, aprende que solo quien aprecie tu autenticidad estará siempre a tu lado.
"La sencillez y la naturalidad son el supremo y último fin de la cultura"(Nietzsche)



No hay comentarios:

Publicar un comentario