Follow by Email

jueves, 5 de abril de 2012

Piensa seriamente atarse a otros cuerpos para olvidar ciertas dependencias que le crean ganas infinitas de mutilar necesidades voraces.  Imagina sus besos y un nudo en la garganta ahoga su respiración ¿Es posible todavía? eso tiene que ser amor.
Desde hoy para siempre se niega a volver a enamorarse de esa forma, sus pensamientos congelaran su corazón para siempre y ella se convertirá en esa mujer con cara de ángel que rompe corazones sin querer, que impregna las sábana con su olor y desaparece después, sin dejar más rastro que el de su perfume y el misterio de como es posible que tras ese baño de absoluta dulzura, de esa pasión sin limites, exista esa indiferencia hacía cualquier sentimiento, el misterio de quien fue el que corrompió al ángel, de saber quien le corto las alas para siempre.



No hay comentarios:

Publicar un comentario