Follow by Email

domingo, 22 de abril de 2012



Creo que ha sido culpa de Schubert, me he dejado llevar y la mujer de hielo ha dejado caer una lágrima que llevaba tu nombre. Puede que haya sido la emoción del momento al repasar fotos antiguas que fueron a tu lado, puede que sea esta música que me ayuda a aumentar mi concentración (o al menos eso me parece a mi) y que ha podido rascar en este corazón helado... 
Y me pregunto como tu has podido actuar con esa frialdad, a pesar de que has conseguido que mis sentimientos se mimeticen con los tuyos me sigue sorprendiendo. Quizás nunca te conocí o quizás es posible querer y dejar de querer al mismo tiempo. Ojalá nunca me pase, me parece trágico. 
En fin, lo peor de todo es que me encuentro otra vez repasando el porque me dejaste así. Como fuiste capaz de pasar de aquello que yo definía como nuestro con esa facilidad y de porque te creí. 
Mientras tu seguramente estarás  sumergiéndote en un nuevo experimento amoroso. 
Da igual, definitivamente fue culpa de Schubert, volveré a meter el corazón en hielo, espero ansiosa que se entumezca de nuevo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario