Follow by Email

martes, 20 de marzo de 2012

Lo pasamos bien mi vida. Contigo mordí esa rebeldía que tanto necesitaba, a tu lado me sacie de esa juventud ávida. ¿Recuerdas como nos miraba el mundo dados de la mano por Madrid? Eramos tanto con tan poco... El sincronismo de nuestro caminar, la química que contaminaba miradas cargadas de envidia... 
Encarcelarnos para saciarnos de ti, de mi, de nosotros. 
Me faltaron dosis de Rock&Roll para hartarme a tu lado, me faltaron noches de locura y volver colgada de tus brazos por las calles de Malasaña, sin más miedo que perdernos el rastro, sin más prisa que la de saciarnos de esa lujuria indecente. 
Nos falto dejarnos la voz en un concierto, bailar mirándonos a los ojos con "Love is a Laserquest". ¡Eh! ¿Te das cuenta de que eso hubiese sido una ironía de esas con las que solía acosarnos el azar? 
Me falto noches en Miño y despertarme con el sol dorando nuestras mejillas. Colmarnos de la inercia de una curva bien hecha y reír después, con los nervios agarrotando mis piernas. 
Atiborrarme de ti.
Pero eso estaba demasiado reñido con el calendario. Le otorgamos tanto caché que termino por devorarnos.
Todavía recojo cachitos de ilusiones y esperanzas rotas. Están guardadas con cariño por si acaso nos la vuelve a jugar el azar. Sabes que eramos su juguete preferido. 
Suena "Je t'aime... moi non plus", pero ya no es lo mismo, tú no estas aquí para quedarnos colgados en una mirada, no es lo mismo...




No hay comentarios:

Publicar un comentario