Follow by Email

domingo, 1 de enero de 2012

El ritual

Se levanta despacio, intentando no hacer demasiado ruido. Su cuerpo desnudo serpentea unos obstáculos que narran en silencio la salvaje situación vivida hace apenas unas horas. Siguiendo el ritual del que hace gala, busca en su bolso el frasco de su perfume y con infinita discreción baña las sabanas de su olor. En un desliz le mira mientras duerme. Es guapo - piensa - pero aquí termina todo.
Coge su pluma y como siempre en sus rituales escribe:


Ha sido brutal cariño, pero me tengo que ir. No intentes llamarme, seguramente no volverás a saber de mi, al no ser que nos crucemos una noche en cualquier esquina de Madrid, entonces el destino nos obligara a saciar nuestros mas oscuros instintos. La verdad es que me gustas, podría decirte incluso que me gustas demasiado. Quizás esa sea la razón por la que decido desaparecer antes. No es por tu culpa,  hace tiempo decidí que no dejaria que hiciesen añicos mi corazón. Siempre escapo antes , solo disfruto del placer de sentirme deseada y huyo antes de que me quieran de esa forma que crea llagas en el corazón. De esta forma sé que siempre me querréis y yo no sufriré en exceso, porque escapo antes de dar mi alma en el intento. Tú no eres uno mas , así que sé que existirá siempre cierto baile entre nuestros pensamientos, pero por si acaso, me resulta mas sencillo huir, no vaya a ser que se tambaleen mis ilusiones. Créeme es complicado lidiar con alguien de mi condición. Soy demasiado complicada. 
Hasta siempre cielo.


 Decide darse una ducha, no le gusta dejar ningún detalle al azar pero lo de anoche fue desmesurado así que se promete asi misma que sera un baño rápido y silencioso, y después se ira. En su ardiente baño tras un vaho que consuela su angustia, se pregunta porque le esta dando tantas vueltas, se repite una y otra vez que así sera mejor. Finalmente se convence de su idea y remolona cierra el grifo.


-¿Dónde vas?-Escucha  .


Siente una caricia que comienza en el cuello y recorre su cuerpo hasta llegar a la cintura . En un giro de 180 grados sus miradas se cruzan.


-Lo siento cielo , me tengo que ir
-No te dejare huir . Siempre me encantaron las cosas complicadas.
-Bueno por un día mas no creo que pase nada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario