Follow by Email

jueves, 5 de enero de 2012



Cinco escalones antes de la puerta de casa, se paro. Se desabrocho los cordones de sus zapatos ingleses, sin prisa, con delicadeza.
Agarro ambos zapatos con la mano derecha y frente a la puerta, con las llaves en su izquierda le vino ella , como un flashazo, una explosión en la oscuridad.
El no había entendido muy bien el desarrollo de los acontecimientos aquella tarde, se había perdido entre toda aquella avalancha de sentimientos...
Es curioso, recordaba muy pocos momentos en su vida en los que sintiera al corazón salir así de su pecho, desbocarse de aquella forma.
Entonces comprendió que así era ella, tan especial como la frecuencia de sus exageradas palpitaciones, entendió que ella era como esas cosas que ocurren pocas veces en la vida, aquellas que se quedan grabadas para siempre.


Recibir frases de este índole porque si...

No hay comentarios:

Publicar un comentario