Follow by Email

domingo, 27 de noviembre de 2011

Carta a ninguna parte.


Manos calentitas mientras sostienes un café cargado, que arde. Ayer todo resultaba catastrófico, hoy  resulta una parodia.
Eres terca, un tanto insoportable en algunas ocasiones, pero solo en algunas, el resto del tiempo eres de esas chicas que no se olvidan. Has luchado por algo en lo que creías ciegamente, pero no puedes seguir intentándolo porque no te dejan, si cielo, no puedes hacer NADA más. Hasta aquí tienes dos opciones. Puedes llorar perdiendo otras peleas en las que todavía te dejan arriesgar, joder tu autoestima y anular tu persona o levantarte sonreír y decir - Chica lo has intentado-
Llora y patalea cuando sepas que lo has hecho mal, que podrías haber dado mas de ti, que esa persona merecía un mundo.
Sonríe cuando seas consciente de que has luchado por alguien que ni siquiera lo ha intentado, que se ha rendido antes de salir al ring, que ha considerado que no merecía salir lleno de magulladuras tras una pelea en la que también saldria saciado a besos. No pienses que has perdido, piensa que has vencido. Piensa si quieres un cobarde cuando a ti no te hubiese importado machacar tus principios, tus ganas, zarandear tus ilusiones solo por una maleta cargada de besos y demás arrumacos.
Sí, lo sé, el era perfecto para ti. En realidad ... ¿Estas segura?
Sinceramente yo quiero alguien que de mi vida en el ring.
Bueno en realidad, ahora no me apetece en absoluto practicar ese tipo de deporte. Me apetece mas, calzarme unos tacones de 15 cm, cargar mi labial rojo en un bolso desordenado y disfrutar de una juventud que se me antoja infinita al lado de otras locas de mi condición, emborracharme de mis amigas y no volver a cortarme las alas, ni de coña. Y tú cielo,  deberías hacer lo mismo

sábado, 26 de noviembre de 2011

martes, 22 de noviembre de 2011

Destino caprichoso


       Las acacias amarillas no se marchitan. Puede que por cualquier razón tengan que abandonarse, dejarlas en cualquier rincón arriesgando a que te las quiten, alejarse de ellas, pero sé que no se marchitan. Y estoy segura que en esto tiene mucha razón un tal Sabina, que decía que amores que matan nunca mueren.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Una pequeña joya.



No superaba los trece de años de edad, pero caminaba con una elegancia impropia de su edad. Su vestimenta delataba su existencia humilde, sin embargo, se apreciaba su gusto a la hora de combinar las prendas, la clase de sus movimientos convertían una ropa sencilla en joyas deseadas por cualquiera.  Me miro con cierto descaro, ese descaro que delatamos las que adoramos la moda y no podemos evitar quedarnos embobadas cuando consideramos que alguien sabe estrujar ese arte que va mas allá de marcas o tejidos caros. Es también apreciar ese aura que desprenden las que sin dilataciones ni esfuerzos resultan tremendamente delicadas y estilosas.
Su padre desde lejos la llamaba con un tono algo brusco, ella caminaba embobada, soñando despierta mientras su madre seguía la figura del hombre, con la cabeza baja escondiendo la única sección de su cara que quedaba descubierta , una mirada triste que se esforzaba en esconder fijando su mirada en un suelo que se le antojaba infinito .
Su mirada se inundo de pena escondiendo un grito silencioso que chillaba libertad. Sabía que su independencia tenía un corto periodo de duración, todavía sus facciones eran las de una niña, sin embargo, en el momento en que pudiese hacerse física su situación de mujer, esas cadenas la atarían para siempre en un mundo de hombres, donde no existen ni los sueños ni las ilusiones, donde te obligan a acostumbrarte a que elijan por ti, donde tu opinión no importa. Vivirás encerrada en la cárcel de las palabras, los sueños y por supuesto te olvidaras por completo de ensalzar tu belleza. Tu mirada tendrá que ir fija tras el paso de aquel  por el cual vivirás y al que te entregaras por completo cuando y como quiera.
Su mirada se clavo en mi mente, su auxilio me creo agonía.
Ninguna mujer nace preparada para un mundo como ese, pero ella menos, porque esa mujer era un sueño andante , era de esas pequeñas joyas que nacen para cambiar el mundo ….. 

domingo, 20 de noviembre de 2011

Jueves eternos



Allí se encontraba ella, sentada en compañía de aquel café. Su mirada fija en ningún destino, a su derecha un bolso desidiosamente colocado y sus finos dedos rozando un libro cuyo título me resultaba complicado averiguar.
Sus labios de un rojo carmín y simetría perfecta tenuemente sellados.
Me mira , ve que la observo y tímidamente baja la mirada.
Me embriaga su perfume mientras jugueteo con la cucharilla y los posos del café ya inexistente .
Mientras, ella se ha perdido tras las páginas de aquel libro, y admiro con descaro su atractiva belleza, me fijo en su elegancia intemporal y su estilo natural y sin embargo impecable.
Escucho su deliciosa voz tras llegar una confidente con la que charla amistosamente, y me deleito con su conversación, abastecida de pequeñas treguas intelectuales, diferentes, especiales y pienso que es la mujer de mi vida y que ya no podría vivir sin ella, que daría todo cuanto tengo por una mancha de su carmín en mis labios, me imagino dibujando sus senos a la luz de una vela , enredándome en su pelo y sospecho que sin quererlo ya la amo.

Ella se levanta y deja unas monedas al ras del moca, fijo mi mirada en el reloj de pared de aquella cafetería y asombrado me doy cuenta de que han sido las 3 horas mas fugaces de toda mi vida.

Su silueta repleta de curvas se aleja con rapidez y ya no la distingo entre la multitud, me invade una tristeza desconocida....

Desde aquella tarde, la espero en el mismo bar, tras el mismo descafeinado como cualquier Jueves, matando la angustia por no verla con un malboro entre mis dedos, cegándome tras el humo espeso de varios cigarrillos..... Pero siempre regreso a casa sin su tentador perfume masturbando mis sentidos, siempre regreso a casa borracho de amor y como todos los Jueves desde ese día, lloro por haber perdido mi vista entre la aglomeración, lloro por haberla perdido sin haberla tenido nunca

sábado, 19 de noviembre de 2011

Podría ....


Podría decirte tantas cosas, cosas propias de alguien como tú. Podría desearte tantas otras sin piedad y con razón  Podría quizás olvidarte en el sentido estricto de la palabra y mejor que eso DEBERÍA odiarte. Pero si te dijese que eso es cierto estaría alabando la mejor de tus cualidades no de las mías. Yo soy libre por eso no me expropio de la verdad, por eso no te niego que ansío que seas feliz, dueño de esa libertad irreal de la que tanto alardeabas, no te enfades, alguien que es libre no se priva del placer de serlo. A veces te imagino en cualquier coche sentado mientras recitas una de esas letras de Loquillo que tanto te gustaban, sí, de vez en cuando te recuerdo y a pesar de todo todavía te deseo que seas feliz .

Calada tras calada



Lo pensé mil veces, retorciendo mis sueños por si en ellos se dibujaba tu nombre , y tal vez pudiese comprender porque aguantaba tanto por ti , porque toleraba que pisaras mi dignidad . Intente ser totalmente racional, al fin y al cabo necesitaba buscar solución a tantas noches de insomnio y entonces supe que en realidad tu y mis lagrimas me alejaban de mis sueños , y empecé a comprenderlo todo y a quererme un poco más , calada tras calada…….

Quizás....


He pedido muchas veces que seas capaz de comprenderme , ahora se que no podrás, empiezo a pensar que no estamos hechos el uno para el otro…  que no es cuestión de madurez. Comienzo a comprender que soy incomprensible. Piensas que vivo deprimida cuando en realidad solo tengo un día malo, te empeñas en que pretendo encarcelar tu libertad cuando solo quiero que me necesites. Eres genial pero no hablamos el mismo idioma . Aun asi seguire aquí hasta que esta loca demasiado complicado tire la toalla , merecerá la pena si mañana si me pongo triste entiendes que es por que te quiero demasiado y me respondes con un abrazo de los que duele despegarse, merecerá la pena si acabas entendiendo que no es que sea demasiado ñoña es que me han  hecho demasiado daño, merecerá la pena si un dia eres capaz de dejar que discurra sin mas, sin planear nada sin esperar nada mas que no alejarte de mi lado. Esperare si soy capaz… ya sabes que soy demasiado complicada…. Aun asi entiendo que no me entiendas , entiendo que acabes harto de no entender….lo entiendo

Demasiado complicada


Lo mires por donde lo mires soy demasiado complicada. No me gustan las siestas largas, me ponen triste, en realidad me ponen muy triste. Soy hiperactiva y excesivamente soñadora, expreso mejor mis sentimientos escribiéndolos, que en un cara a cara donde el nudo en la garganta me deja sin aliento. A veces me encontraras saltando en la cama bailando "Twist and Shout"o te daré sustos porque si, porque me apetece. En mis arranques cariñosos te daré abrazos locos me colgare de tu cuello te bañare en besos sin dirección ni explicación alguna. Un día me veras triste y probablemente no entenderas lo que me pasa. Mi sensibilidad extrema puedo provocarme llantos, largos gritos de cólera, carcajadas y sonrisas sin sentido. Quizás esa sensibilidad a lo bestia me hace sentir en exceso siempre, para bien o para mal, una verdadera sinusoide como me llamaba una de las personas que mejor me conocen del mundo. Se podría decir que soy también demasiado exigente conmigo misma y puede que por eso no me haya atrevido nunca a que nadie lea lo que escribo, se podría definir como pánico al fracaso. Hoy he hecho gala de esa locura que forma parte de mi personalidad, hoy todo me da igual  incluso me apetece que alguien de no se donde y tampoco se cuando lea desde su casa lo que escribo, me resulta divertido, hoy se me antoja toda una experiencia este acto de perdida de cordura, esta especie de perdida de timidez, de acto de rebeldía y curiosamente me siento menos complicada que nunca.